Category Archives: Elzaburu

La Comisión acoge con satisfacción el acuerdo político sobre Horizonte Europa

Horizon Europe 2021-27

La Comisión acoge con satisfacción el acuerdo político entre el Parlamento Europeo y el Consejo sobre Horizonte Europa, el próximo programa de investigación e innovación de la Unión Europea.

A pesar del contexto de incertidumbre en el que hemos convivido durante el año que está a punto de finalizar, parece que la apuesta de la Unión Europea por promover el liderazgo industrial en Europa se mantiene intacta.

Como ya comentábamos en la nota que publicamos al respecto, coincidiendo con la finalización del programa Horizonte 2020, la Comisión Europea trabaja en el lanzamiento del programa Horizonte Europa con el mismo objetivo con el que se lanzó su predecesor, apoyar la actividad innovativa en Europa y reforzar la excelencia científica. Cuenta para ello con un presupuesto de 95.500 millones de euros para el periodo 2021 – 2027, lo que le convierte en el mayor programa transnacional jamás realizado en apoyo a la investigación y la innovación.

banderas europeas, edificio, comisión europea

 

Tras unos meses de negociaciones, el pasado 11 de diciembre de 2020 las instituciones de la Unión Europea alcanzaron un acuerdo político sobre el programa Horizonte Europa. Aunque el acuerdo está pendiente de aprobación formal por parte del Parlamento Europeo y del Consejo, la Comisión ha estado preparando su implementación para poder iniciar el programa lo antes posible desde la publicación del acuerdo provisional en marzo y abril de 2019.

Según la información incluida en el acuerdo provisional firmado en marzo, Horizonte Europa descansa sobre tres pilares fundamentales: la promoción de la excelencia científica, el impulso de proyectos destinados a desarrollar soluciones tecnológicas a retos en áreas críticas como la salud, el cambio climático o la movilidad, y el fomento de las actividades de innovación en todos los países de la Unión Europea. Con el acuerdo a punto de aprobarse formalmente, se han concretado las medidas establecidas por Horizonte Europa para avanzar en el progreso:

  • La creación del Consejo Europeo de la Innovación (EIC), una ventanilla única para desarrollar las ideas más prometedoras y prestar apoyo a las PYMES más innovadoras, que actualmente se encuentra en una fase piloto y que complementará al Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT).
  • La implementación de las misiones UE, destinadas a abordar los problemas que afectan a nuestra vida cotidiana, desde la lucha contra el cáncer hasta la adaptación al cambio climático y el cuidado del medio ambiente.
  • Un enfoque más simplificado de las asociaciones europeas, al tiempo que se fomenta una amplia participación de los asociados de los sectores público y privado.
  • Fortalecer la cooperación internacional otorgando la posibilidad de cooperar con países no pertenecientes a la UE (terceros países) con buena capacidad en ciencia, tecnología e innovación.
  • Promover la open science haciendo obligatorio el acceso a las publicaciones y datos de investigación.
  • Fomentar la participación y disminuir la brecha en innovación en Europa, aprobando un amplio espectro de medidas dirigidas a apoyar a los países con menor rendimiento en innovación, para construir centros de excelencia y facilitar los vínculos de colaboración.
  • Aumentar el impacto de la I+D+i creando sinergias con otros programas y políticas de la Unión Europea como InvestEU, Erasmus +, EU Cohesión Policy, Digital Europe, European Structural and Investment Funds, entre otros.
  • Aumentar la seguridad jurídica y reducir la carga administrativa para los beneficiarios y los administradores de los programas.

Según el dossier de prensa publicado por parte de la Comisión Europea, con la aplicación de estas medidas se prevé la creación de 300.000 empleos para 2040, de los cuales el 40% serán altamente cualificados, y la obtención de hasta once euros de PIB por cada euro invertido en I+D a lo largo de 25 años. Además, se calcula que más del 35% de los gastos de Horizonte Europa serán destinados a contribuir con los objetivos climáticos.

Sin perjuicio de las medidas que finalmente se adopten y de la formalización del acuerdo, no cabe duda de que este nuevo programa, aún más ambicioso que su predecesor, favorecerá la consolidación de un ecosistema innovador en Europa, que debe ser aprovechado por las empresas españolas que inviertan en I+D+i.

En este sentido, es esencial abordar las convocatorias que se publiquen en el marco del programa Horizonte Europa con una planificación y asistencia experta que ofrezca garantías a las empresas de poder optar a este tipo de oportunidades. En nuestro cometido de acompañar a las empresas e instituciones españolas en sus actividades de innovación, estaremos al día de las novedades que se publiquen acerca de Horizonte Europa, así como de las primeras convocatorias que se lancen en el marco del programa.

Pueden encontrar otra información de interés a continuación:

 

Autoras: Alba Mª López y Marina Martínez

Visite nuestra página web

La Comisión Europea prepara Horizon Europe: el futuro programa marco de investigación, desarrollo e innovación de la UE

banderas europeas, edificio, comisión europea

El Programa Horizonte 2020 (H2020) es el programa que financia proyectos de investigación e innovación en la Unión Europea para el periodo 2014-2020. Coincidiendo con la finalización del Programa H2020 y con el mismo objetivo con el que se lanzó –promover el liderazgo industrial en Europa y reforzar la excelencia científica– la Comisión Europea se encuentra ahora inmersa en la preparación de su sucesor, Horizonte Europa. Este nuevo programa cubrirá el periodo 2021-2027 y promete ser el mayor programa de financiación a la investigación, desarrollo e innovación hasta el momento.

banderas europeas, edificio, comisión europea

 

¿En qué consiste Horizonte Europa?

Horizonte Europa es un programa de financiación dirigido a apoyar proyectos de investigación, desarrollo e innovación que potencien una serie de objetivos comunes a toda la Unión Europea.  Estos objetivos se sustentan sobre los tres pilares del programa Horizonte Europa, que son los siguientes:

  • Excelencia científica: Por un lado, el programa busca promover la “ciencia abierta” ofreciendo apoyo a los investigadores a través de becas, y financiando proyectos definidos e impulsados por los propios investigadores a través del Consejo Europeo de Investigación y las acciones Marie-Sklodowska-Curie (MSCA).
  •  
  • Desafíos mundiales competitividad industrial europea: Por otro lado, el programa busca impulsar, a través del Centro Común de Investigación (JRC), aquellos proyectos que desarrollen  soluciones tecnológicas a retos en áreas críticas como la salud, el cambio climático, la movilidad, la alimentación y recursos naturales, la energía, la seguridad civil, el mundo digital, industria  y espacio, etc. Esto significa que ya no solo se va a valorar la excelencia de los proyectos, sino que los proyectos de desarrollo que se presenten a las convocatorias deben tener un evidente impacto social.
  •  
  • Europa innovadora: Por último, se busca fomentar y apoyar las actividades de innovación en las que participen empresas, investigación y educación superior a través del Consejo Europeo de Innovación (EIC) y el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) . Estas actividades de innovación se van a instrumentalizar a través de las llamadas “misiones”, que son desafíos mundiales de carácter general (por ejemplo: cáncer, salud del suelo y alimentos, ciudades inteligentes y climáticamente neutras, salud de océanos, mares y aguas costeras y continentales, y adaptación al cambio climático). De esta forma, se van a financiar los proyectos que puedan afectar de forma general a alguna de estas áreas.
  •  

Pulse aquí para acceder al documento completo sobre el Programa Horizonte Europa 2021-2027.

 

Autoras: Alba Mª López y Marina Martínez

Visite nuestra página web

Publicada la propuesta de Digital Services Act de la UE

Imagen de compras online

Finalmente ayer, 15 de diciembre, la Comisión Europea publicó la anunciada propuesta de Digital Services Act, así como la propuesta de mercados digitales (acceso al artículo relacionado).

Estas nuevas normas:

  1. protegen mejor a los consumidores y sus derechos fundamentales online;
  2. establecen una poderosa transparencia y un claro marco de responsabilidad para las plataformas online; y
  3. fomentan la innovación, el crecimiento y la competitividad dentro del mercado único.
Imagen de compras online  

La norma sobre servicios digitales, de acuerdo con la nota de prensa publicada, introducirá una serie de nuevas obligaciones armonizadas a escala de la UE aplicables a los servicios digitales, cuidadosamente graduadas en función del tamaño y el impacto de dichos servicios, tales como:

  • normas sobre la retirada de bienes, servicios o contenidos ilícitos en línea;
  • salvaguardas para los usuarios cuyos contenidos hayan sido suprimidos erróneamente por las plataformas;
  • nuevas obligaciones para que las plataformas adopten medidas basadas en los riesgos para evitar el abuso de sus sistemas;
  • medidas de transparencia de amplio alcance, incluidas las relativas a la publicidad en línea y a los algoritmos utilizados para recomendar contenidos a los usuarios;
  • nuevos poderes de control del funcionamiento de las plataformas, por ejemplo, facilitando el acceso de los investigadores a los datos clave de aquellas;
  • nuevas normas sobre trazabilidad de las empresas en los mercados en línea, para ayudar a localizar a los vendedores de bienes o servicios ilegales;
  • un proceso de cooperación innovador entre las autoridades públicas para garantizar la aplicación efectiva en todo el mercado único.

Las plataformas que lleguen a más del 10 % de la población de la UE (45 millones de usuarios) se considerarán de carácter sistémico y estarán sujetas no solo a obligaciones específicas de control de sus propios riesgos sino también a una nueva estructura de supervisión. Este nuevo marco de rendición de cuentas estará integrado por un consejo de coordinadores nacionales de servicios digitales, con facultades especiales de la Comisión en materia de supervisión de plataformas muy grandes, incluida la facultad de sancionarlas directamente.

El Parlamento Europeo y los Estados miembros discutirán ahora estas propuestas de la Comisión según el procedimiento legislativo ordinario. Una vez se adopten estas normas, resultarán de obligado cumplimiento en toda la UE. Habrá que estar atentos a las modificaciones que se puedan realizar  durante su tramitación parlamentaria. En cualquier caso, el intento de poner cierto orden en el mundo digital no puede ser más acertado.

 

Autor: Juan José Caselles

Visite nuestra página web

 

El Tribunal de Justicia se pronuncia por primera vez sobre la prohibición referente a la “marca del agente”

Edificio del palacio de justicia

El Tribunal de Justicia ha dictado la sentencia de 11 de noviembre de 2020 (C-809/18 P; MINERAL MAGIC) en la que, por primera vez, ha tenido la oportunidad de establecer los requisitos que deben concurrir para la aplicación del artículo 8.3 del Reglamento de la Marca de la Unión Europea (RMUE).

Este precepto -que tiene su antecedente en el artículo 6 septies del Convenio de la Unión de París (CUP)- contempla el caso en el que un agente (persona vinculada comercialmente con el titular de una marca extranjera) solicita a su nombre la marca del titular extranjero sin contar con el consentimiento de éste. En términos coloquiales, es el supuesto que se denomina caso del “agente infiel”.

Edificio del palacio de justicia  

Los hechos que dan lugar a la sentencia que comentamos, se pueden sintetizar de la siguiente manera. La empresa inglesa JOHN MILLS solicitó la marca de la Unión Europea MINERAL MAGIC para distinguir varios productos de la clase 3. Con anterioridad a la solicitud, existía un contrato de distribución entre JOHN MILLS y la firma norteamericana JEROME ALEXANDER CONSULTING referido a productos comercializados con la denominación MAGIC MINERALS BY JEROME ALEXANDER. Apercibido de la presentación de la marca MINERAL MAGIC, la firma norteamericana presentó oposición alegando la aplicación del artículo 8.3 RMUE. Entre otras, alegó la existencia del registro de la marca estadounidense MAGIC MINERALS BY JEROME ALEXANDER también para productos de la clase 3.

La cuestión fundamental que se dilucidó ya ante la EUIPO, era si el artículo 8.3 RMUE se podía aplicar cuando, como en el presente caso, las denominaciones de la marca europea y la marca norteamericana no eran completamente idénticas y, tampoco resultaban idénticos- al menos en su totalidad- los productos distinguidos por ambas.

Al no existir la doble identidad, la División de Oposición de la EUIPO rechazó las pretensiones de la firma norteamericana. Sin embargo, el posterior recurso fue estimado por la Sala Primera de Recursos de la EUIPO por lo que la marca MINERAL MAGIC quedó, en ese momento, denegada. La Sala hizo una interpretación flexible del supuesto contemplado en el artículo 8.3 RMUE declarando que también se podía aplicar cuando las marcas controvertidas fueran semejantes tanto en sus denominaciones  como en relación con los productos distinguidos..

Interpuesto el oportuno recurso por JOHN MILLS, el Tribunal General lo estimó mediante sentencia de 15 de octubre de 2018 (T-7/17). Fundamentalmente, el TG hace una interpretación literal del artículo 8.3 RMUE que habla de “dicha marca”  lo que supone –a juicio del TG- que la marca extranjera y la marca solicitada deben ser las mismas y, en consecuencia, idénticas. Asimismo, y para ratificar su tesis, el TG acude a los trabajos realizados durante la elaboración del Proyecto de Reglamento 40/94 de la Marca Comunitaria. En tales antecedentes constaba un documento donde, explícitamente, se indicaba que no había sido aceptada la propuesta de una delegación para que la disposición en cuestión se aplicara también a supuestos de marcas «similares» para productos «similares». Para el TG, siendo el artículo 8.3 tan claro en su redacción, no había necesidad de acudir a otras fuentes interpretativas como, por ejemplo, el artículo 6 septies CUP. Por eso, entendió que al haber solo una mera semejanza entre las marcas controvertidas no concurrían los presupuestos para aplicar el artículo 8.3 RMUE.

El TJ, al contrario, entiende que para aplicar el artículo 8.3 RMUE resulta imprescindible tener en cuenta el artículo 6 septies CUP, desde el momento en que la Unión Europea forma parte de la Organización Mundial del Comercio y, como tal, está obligada a cumplir con el ADPIC que, a su vez, declara que los artículos 1 a 12 del CUP deben ser respetados.

Pues bien, el TJ aunque reconoce que en la versión francesa (que es la auténtica) del artículo 6 septies CUP se utiliza la expresión «cette marque» a los efectos de designar la marca anterior,  no por ello han de dejarse de estudiar los antecedentes de la norma. En este aspecto, el TJ afirma que de las  Actas de la Conferencia de Lisboa de 1958 -que fue la Conferencia en la que se introdujo tal norma- se indica que una marca solicitada por el agente o el representante del titular de la marca anterior también puede quedar amparada por esa disposición cuando la marca solicitada sea similar a la referida marca anterior.

Es decir, el TJ no da por sentado que el artículo 8.3 RMUE (y su antecedente del 6 septies CUP) solo se aplica en el caso de la doble identidad y ya reconoce que, a priori, también puede ser aplicado en los supuestos de “semejanza”. Y en este aspecto, -y para mí este argumento es muy convincente-  el TJ claramente señala que “si el art. 8.3 RMUE solo se aplicase al supuesto de la identidad entre marcas (incluyendo también la identidad aplicativa) tal interpretación tendría el efecto de poner en tela de juicio la concepción general del Reglamento sobre la Marca de la Unión Europea en la medida en que tendría como consecuencia que el titular de la marca extranjera se vería privado de la posibilidad de oponerse, sobre la base del artículo 8.3, al registro de una marca similar por parte de su agente o representante, mientras que el agente o representante, una vez efectuado tal registro, estaría facultado, en virtud específicamente del artículo 8.1 b), para formular oposición a la posterior solicitud de registro de la marca inicial por parte de ese titular debido a la similitud de esta marca con la marca registrada por el agente o representante de ese mismo titular”.

Sobre la base de estos argumentos el TJ estima el recurso e incluso entra en el fondo del asunto de tal manera que considera que, en el presente caso, concurren los presupuestos aplicativos del artículo 8.3 RMUE y, por tanto, las marcas resultan incompatibles.

En definitiva podemos concluir afirmando que esta sentencia tiene gran trascendencia pues confirma cuáles son los requisitos necesarios para que el titular de una marca extranjera pueda impedir el registro de una marca posterior cuya petición ha realizado su agente o representante. En forma resumida, podemos señalar que tales requisitos -que deben concurrir de forma acumulativa-  son los siguientes.

  1. El primer requisito es que, específicamente en los países donde la marca se adquiere en virtud del registro, la persona que pretende hacer valer su derecho sea titular de una marca  en un país que forme parte del Convenio de la Unión de París o de la Organización Mundial del Comercio.
  2.  
  3. El segundo requisito es que entre los titulares de las marcas exista con anterioridad a la solicitud de la marca impugnada una relación comercial. En este aspecto, hay conformidad en que los términos de “agente” o “representante” han de interpretarse de forma amplia; incluyendo, por ejemplo, al distribuidor como es el caso enjuiciado por la presente sentencia.
  4.  
  5. El último de los requisitos, que en definitiva es el que analiza la sentencia comentada, se refiere a que no es imprescindible la doble identidad entre las marcas enfrentadas, sino que también puede aplicarse en los supuestos de que exista semejanza entre los distintivos y similitud en los productos o servicios reivindicados en ambas marcas.

Si concurren tales requisitos resultarán de aplicación los artículos 8.3 RMUE y 6 septies CUP, a no ser que- como dicen los mencionados preceptos- el agente  pueda justificar su actuación o tenga autorización (que entiendo debe ser expresa) del titular de la marca extranjera.

 

Autor: Jesús Gómez Montero; Ex Socio de ELZABURU y Miembro del Comité Asesor de la Fundación Alberto Elzaburu

Visite nuestra página web

 

Inminente publicación de la “Digital Services Act” de la UE

Inminente publicación de la "DIGITAL SERVICES ACT" de la UE

Las plataformas en línea (como los motores de búsqueda, medios de comunicación social y plataformas de comercio electrónico) están desempeñando un papel cada vez más importante en nuestra vida cotidiana. Sin embargo, las normas actuales de la UE para los servicios digitales han permanecido en gran medida inalteradas desde la adopción de la Directiva de Comercio Electrónico en el año 2000, existiendo grandes discrepancias en la forma en que esa Directiva ha sido implementada en toda la UE.

Inminente publicación de la "DIGITAL SERVICES ACT" de la UE  

La Comisión anunció la revisión de las normas del mercado interno para los servicios digitales en su comunicación de 2019 Shaping Europe’s digital future. Se han llevado a cabo dos consultas públicas, que finalizaron el pasado 8 de septiembre de 2020, con la siguiente estructura:

  1. Evaluación de la Directiva de Comercio Electrónico y aclaración de las reglas de responsabilidad en los servicios digitales, y
  2. Posible introducción de un instrumento regulatorio ex-ante para controlar las prácticas de las plataformas dominantes con importantes efectos sobre la red y que actúan como “guardianes o porteros (gatekeepers)”.

En octubre de 2020 se ha presentado el estudio de evaluación del valor añadido de la Digital Service Act para la UE y aprobado una Resolución del Parlamento Europeo de 20 de octubre de 2020 sobre la Ley de Servicios Digitales y las cuestiones planteadas sobre derechos fundamentales.

El inminente siguiente paso será la publicación de Digital Service Act, que tendrá lugar el próximo 9 de diciembre de 2020. Habrá que estar atentos a su texto definitivo, en especial sobre la posible creación de autoridades nacionales que puedan intervenir contra contenidos ilícitos. Lo que sí parece claro es que la libertad de expresión no podrá ser usada para vender online productos con marcas falsificadas.

 

Autor: Juan José Caselles

Visite nuestra página web

 

Buscar

Archivo

Formulario de suscripcion

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
Este email ya está en uso
Debes escribir un email válido
Debes cliquear el captcha
El captcha no es correcto