Gran noticia para titulares de derechos de marca y profesionales de la Propiedad Industrial interesados en los Emiratos Árabes Unidos.

Los costes tan elevados de esta jurisdicción, una de las economías más complejas del mundo y también una de las que más oportunidades ofrece a la inversión extranjera en la Península Arábiga, han resultado muchas veces un obstáculo en la internacionalización de las marcas y un determinante en la toma de decisiones en la gestión y mantenimiento de las carteras de marcas.

Oriente Medio ha sido durante tiempo una de las regiones del mundo en las que la protección de la Propiedad Industrial ha resultado más cara.

El CCG (Consejo de Cooperación del Golfo, integrado por Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Bahréin, Kuwait, Omán y Catar) ha trabajado duro para integrar, unificar y homogeneizar campos de la economía, finanzas, comercio y aduanas, las legislaciones de sus miembros, entre otros aspectos, y todo ese trabajo está teniendo una repercusión también en el ámbito de las marcas. Uno de los grandes hitos en la Propiedad Industrial, no sólo de los países del CCG sino en Oriente Medio y territorios regionales y árabes de la zona, fue la salida a la luz del Reglamento de Aplicación del CCG. En todo este contexto de vinculación de estrechos lazos que unen a estos países, en los últimos años hemos visto cómo se producían ajustes arancelarios y burocráticos en países vecinos como Bahréin, Omán y Kuwait que han facilitado y simplificado mucho los trámites para el registro de las marcas.

Si bien no todos los aranceles en materia de marcas se han reducido en Emiratos Árabes Unidos (por citar un ejemplo, el coste de la preparación de documentos y sus formalismos continúan siendo muy elevados), se han reducido las tasas finales de registro y de renovación lo cual facilitará la gestión de las carteras y la toma de decisiones.

Autora: Cristina Arroyo y Juan Miguel Sáinz de Marles
Visite nuestra página web: http://www.elzaburu.es/