Tag Archives: China

Nuevo tribunal de PI en China

El 26 de octubre de 2018, el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China emitió una decisión para crear un nuevo Tribunal de Recursos de Propiedad Intelectual a nivel nacional en el Tribunal Popular Supremo, operativo a partir del 1 de enero de 2019.

El llamado Tribunal de Propiedad Intelectual del Tribunal Popular Supremo (Tribunal SPC IP), con sede en Beijing, se ocupa principalmente, aunque no exclusivamente, de los recursos en casos de patentes y tecnología.

La jurisdicción del Tribunal de Propiedad Intelectual del SPC abarca dos tipos de casos de patentes:

  • recursos contra sentencias de infracción o sentencias declarativas de no infracción dictadas por tribunales de primera instancia de todo el país, incluidos los tres tribunales especializados en propiedad intelectual de Beijing, Shanghai y Guangzhou, los 16 tribunales intermedios con tribunales especializados en propiedad intelectual y otros tribunales intermedios con jurisdicción en casos de patentes; y
  • recursos contra sentencias administrativas dictadas por el Tribunal de Propiedad Intelectual de Beijing sobre la validez de las patentes o la denegación de solicitudes de patente.

Comprender el calendario de desarrollo de China con respecto a la propiedad intelectual proporciona un contexto más claro para este paso. En 2008, China anunció sus Líneas de Estrategia Nacional en Propiedad Intelectual, que tiene por objeto promover y proteger las creaciones de propiedad intelectual con el objetivo de centralizar los litigios sobre patentes. Posteriormente, en 2014, se establecieron tribunales especializados en propiedad intelectual en las ciudades clave de Beijing, Shanghai y Guangzhou. Cuatro más siguieron en 2017 en Nanjing, Suzhou, Chengdu y Wuhan. La creación de un tribunal nacional de recursos en materia de propiedad intelectual ha sido un tema de debate frecuente en China desde la apertura de los tribunales especializados en propiedad intelectual en 2014.

En el sistema jurídico anterior, los casos relacionados con patentes y tecnología solían ser tramitados inicialmente por los tribunales intermedios o los tribunales especializados en propiedad intelectual y recurridos en los tribunales superiores de las distintas provincias, lo que daba lugar a divisiones sobre diferentes cuestiones relacionadas con el derecho de patentes debido a varias razones, tales como, la evolución desequilibrada en diversas regiones, la falta de conocimientos especializados, las interpretaciones divergentes de las leyes y reglamentos o los proteccionismos locales.

También hay que tener en cuenta que las cuestiones jurídicas y técnicas relacionadas con patentes y tecnología son a menudo complejas y exigen que el juez tenga un alto nivel de conocimiento. El nuevo Tribunal SPC IP estará integrado por magistrados que posean la experiencia y los conocimientos adecuados en la tramitación de casos de patentes que involucren tecnología. Por consiguiente, el establecimiento del nuevo Tribunal SPC IP mejorará la calidad de la toma de decisiones y servirá de guía para los tribunales de primera instancia en los casos relacionados con tecnología.

Como resultado, el nuevo Tribunal de Propiedad Intelectual del SPC contribuirá a facilitar un entorno empresarial más práctico e internacional y, de este modo, se espera que más empresas extranjeras se sientan motivadas a litigar en China para hacer valer sus patentes.

Terminando con la declaración de la Asamblea Popular Nacional, estos cambios tienen por objeto “unificar las normas de los casos de propiedad intelectual, fortalecer aún más la protección judicial de los derechos de propiedad intelectual, optimizar el entorno para la innovación científica y tecnológica y acelerar la aplicación de la estrategia de desarrollo impulsada por la innovación”.

Autora: Ruth Sánchez

Visite nuestra página web: http://www.elzaburu.es/  

Nuevo acuerdo aduanero entre China y la UE. ¿Qué implica para los titulares de marcas?

Mercado de la Seda de Beijing
(de gruntzooki vía Flickr)

China y la Unión Europea han firmado un acuerdo de reconocimiento mutuo en cooperación aduanera cuyo principal objetivo es facilitar los trámites aduaneros a aquellos comerciantes que sean considerados de confianza. Se han firmado a su vez dos nuevas iniciativas que complementan el acuerdo, un nuevo “Marco estratégico para la cooperación aduanera” y un nuevo “Plan de acción UE-China sobre derechos de propiedad industrial e intelectual”.

La figura del “comerciante de confianza”, también conocido como “Operador económico autorizado”, ha estado presente en la regulación aduanera de la UE desde 2008 y se caracteriza por disfrutar de procedimientos aduaneros simplificados siempre que demuestre que es un operador seguro, fiable y que cumple con la normativa de seguridad. Por lo tanto, los comerciantes de confianza pasan por un número menor de controles aduaneros y disponen de procedimientos más rápidos al entrar y salir del Espacio Económico Europeo (EEE)

China no es el primer país en firmar un acuerdo de este tipo con la UE; existen acuerdos de reconocimiento mutuo ya firmados con países como EE.UU (2012) y Japón (2011), pero la incorporación de China lo ha convertido en el sistema de comercio certificado más aceptado en el mundo, ya que incluye en la actualidad alrededor de 15.000 empresas certificadas como comerciantes seguros (para más información véase la nota de prensa de la Comisión Europea).

Es necesario, sin embargo, resaltar otro punto. China ostenta la triste reputación de ser un país en el que comúnmente se comenten infracciones contra la propiedad intelectual. A pesar de ello, el 1 de mayo de 2014 ha entrado en vigor la nueva Ley de Marcas (para más detalles sobre las modificaciones, consulte la entrada previa en nuestro blog) que presumiblemente reforzará la protección de los titulares de marcas contra infracciones y solicitudes de mala fe. Es pronto aún para saber cómo se llevará a cabo en la práctica, pero la combinación entre la nueva Ley de Marcas y el acuerdo aduanero firmado recientemente son, sin lugar a dudas, buenas noticias para los titulares de derechos.

Nuestra experiencia en China, sin embargo, nos ha demostrado que los titulares  europeos de marcas suelen tener más problemas con los “trademark squattersque con los infractores de derechos de propiedad intelectual. La razón es simple: es una práctica ampliamente establecida entre los propietarios europeos de marcas la fabricación de sus mercancías en China para después venderlas en el mercado europeo, pero sin llevar a cabo el registro de sus marcas en China. Esto puede llevar aparejada una consecuencia: cualquier empresa o particular chino puede acudir a la Oficina de Marcas (SAIC) y registrar la marca europea sin ningún problema ya que el sistema de registro de marcas en China se basa en el principio de  “first-to file”. A continuación, también pueden registrar la marca en la aduana china (GAC) y cuando el dueño de la marca europea intenta mandar a Europa su próximo envío, los productos son detenidos en la aduana por infringir una marca china registrada. Con lo cual, el titular europeo se ve abocado a elegir una de estas dos opciones, igual de negativas: pagar una cantidad importante de dinero para adquirir su propia marca en China o ir a juicio / TRAB.

Una de las rutas más comunes es tratar de cancelar dicho registro por mala fe o falta de uso a partir de los tres primeros años de la inscripción. En este caso, el mayor problema al que se enfrenta el propietario legítimo es demostrar el uso, o al menos, cierta influencia de su marca en el mercado chino. Efectivamente, en la actualidad es casi imposible demostrar el uso de una marca europea en estos casos ya que la fabricación para la exportación no es considerado uso real de la marca (no existe precedente en el sistema judicial de China, por lo que los tribunales chinos no están obligados a seguir las decisiones anteriores, aún cuando las haya) y sólo algunas marcas muy famosas han conseguido ser reconocidas por los tribunales cuando no se habían utilizado en el mercado chino.

Con el fortalecimiento del requisito de buena fe en el registro y en el uso por la nueva Ley de Marcas de China y el acuerdo de reconocimiento mutuo con la UE, los casos mencionados anteriormente deberían disminuir. No sólo por la protección reforzada que ofrece la ley, sino también porque la cooperación aduanera facilitaría la lucha contra los “trademark squatters” mediante el reconocimiento de los comerciantes europeos de confianza en China, un hecho que puede alentar a las empresas de la UE a registrar sus marcas en este país con el fin de estar completamente protegidos. De esta manera, la aduana china podría dedicar muchos más recursos a los comerciantes de alto riesgo y luchar contra las infracciones de manera más eficiente.

A pesar de que la legislación china en materia relacionada con propiedad industrial e intelectual y las actuaciones de las autoridades están mejorando cada día más, debemos ser conscientes de los peligros que aún existen para adaptar nuestra estrategia de propiedad intelectual de acuerdo a ellos. Para el ciudadano corriente en China, los esfuerzos de las autoridades son casi invisibles, lo que demuestra una vez más la magnitud de las infracciones y la enorme cantidad de recursos y tiempo que hay que dedicar a esta lucha. Si el propietario de una marca se dedica a la fabricación o planea usar su marca en el mercado chino, sus derechos deberían ser registrados antes de comenzar cualquier actividad comercial o de otro tipo en China. En caso de que el propietario se encuentre en el mercado chino, es altamente recomendable registrar las marcas tan pronto como sea posible.




Visite nuestra página web: http://www.elzaburu.es/

China ha adoptado su nueva Ley de Marcas


El pasado 30 de agosto de 2013 el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, la máxima legislatura de China, ha aprobado la tercera modificación de la Ley de Marcas. La nueva Ley entrará en vigor el 1 de mayo de 2014. 


Entre los cambios importantes se incluyen los siguientes: 

Procedimiento más rápido: según la antigua ley, no existía un plazo para la tramitación de una solicitud, oposición, cancelación o disputa, lo que hacía el procedimiento demasiado lento. La ley se ha modificado estableciendo un plazo de entre 9 y 12 meses para cada procedimiento con la posibilidad de realizar una extensión de 6 o 12 meses.

Marcas sonoras y otros elementos no tradicionales: con la nueva Ley será posible registrar una marca sonora así como otras marcas no tradicionales, si bien éstas no han sido mencionadas en la modificación.

Solicitudes para varias clases: hasta ahora los solicitantes de marcas en China tenían que presentar una solicitud para cada clase aunque se tratara de la misma marca. Con la modificación, China se une a los demás países, como España, que permiten incluir varias clases en una única solicitud.

Solicitudes electrónicas: las solicitudes electrónicas ahora son posibles pero solo a una escala limitada. La modificación de la Ley reconoce las solicitudes electrónicas como solicitudes aceptables y también permitirá la presentación electrónica de todo tipo de documentos relacionados con una solicitud.

Etiquetas “Well-known trademark”: desde la entrada en vigor de la nueva Ley de Marcas, los fabricantes y los comerciantes no podrán etiquetar sus productos como marcas notorias en ningún tipo de actividad comercial. En caso de incumplimiento, el fabricante / comerciante podría ser sancionado con una multa de RMB 100.000 (unos 12.500 euros).

Nueva causa para impugnar solicitudes de mala fe: de acuerdo con las modificaciones introducidas, si un solicitante de marca ha tenido una relación contractual, comercial o de otro tipo con el dueño de una marca anterior idéntica o similar y ha tenido conocimiento de la marca anterior, las marcas del solicitante no se podrán registrar para productos idénticos o similares a aquellos para los que se había utilizado la marca anterior.

Determinación de daños y perjuicios 
  • En relación a la licencia: si los daños por una infracción de mala fe son graves, los jueces pueden otorgar una compensación de hasta 3 veces la tasa de licencia. 

  • Proporcionar libros de contabilidad: con la nueva versión de la ley se permite a los jueces, en función de las particularidades de cada caso, condenar a los demandados a presentar sus libros de contabilidad y materiales relacionados con la infracción. 

  • Prueba por los demandantes del uso real de la marca: si el demandante no puede probar que la marca en cuestión había sido objeto de un uso real y efectivo durante los 3 años anteriores a la demanda, y no puede probar sus otras pérdidas sufridas por la infracción, los demandados estarán exentos de las reclamaciones por daños y perjuicios. 

  • Indemnizaciones de hasta 3 millones de RMB: bajo la ley actual, en una demanda por infracción de marca, cuando no sea posible calcular los daños sufridos por el demandante y los beneficios ilícitos obtenidos por la parte demandada, los jueces tienen la facultad de adjudicar un daño de hasta 500.000 yuanes (unos 62.500 euros). La nueva Ley amplía esta discreción seis veces a 3 millones de RMB (unos 375.000 euros).

Multas administrativas: de acuerdo con la ley modificada, la multa administrativa será hasta 5 veces el valor de las actividades comerciales ilegales donde el valor del negocio ilegal no es inferior a 50.000 RMB (unos 6.250 euros), o hasta 250.000 RMB (unos 31.250 euros), donde el valor del negocio ilegal no se puede determinar o es inferior a 50.000 RMB (unos 6.250 euros).




Visite nuestra página web: http://www.elzaburu.es/

Buscar

Formulario de suscripcion

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
El email ya esta en uso
Tienes que escribir un email
Tienes que cliquear el captcha
El captcha no es correcto

Pincha para oir nuestros programas de radio

Archivo